Jácome envía a su «ala izquierdista» a las autonómicas

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE

OURENSE

Caride, en primer plano, ayer junto a concejales de DO.
Caride, en primer plano, ayer junto a concejales de DO. santi m. amil

Un abogado exsocialista liderará la lista de Democracia Ourensana, que quiere «dos o tres» diputados

30 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Democracia Ourensana aspira a lograr «dos o tres» diputados en las próximas elecciones autonómicas. La apuesta de Gonzalo Pérez Jacóme para liderar ese proyecto es el abogado Miguel Caride Domínguez, exmilitante del PSOE, que fue presentado ayer en rueda de prensa como candidato a la presidencia de la Xunta. Esa denominación, según aclaró, es una formalidad porque en realidad no aspira a ocupar ese cargo. Ni a entrar en un gobierno encabezado por otros. Sí a ser «chave». Es decir, que quieren que DO sea quien decida en caso de duda para investir a un nuevo presidente autonómico.

Para decantarse hacia izquierda o derecha no influirá la ideología de Caride, que no la ocultó cuando fue preguntado al respecto por los medios de comunicación. «Tiro máis á esquerda que á dereita. De feito, Gonzalo ten bromeado moitas veces dicindo que eu represento á ala esquerdista de Democracia Ourensana», señaló entre risas el abogado, que dejó claro que nada de ello influirá a la hora de investir a un presidente u otro si llega a convertirse en diputado: «Persoalmente teño preferencias ideolóxicas, pero neste caso, se chegado o momento se dá esa circunstancia, o que haberá que mirar é o compromiso sobre unha serie de puntos programáticos e unhas esixencias que pedimos para Ourense».

Caride explicó que aceptó la propuesta de Gonzalo Pérez Jácome para liderar la candidatura de DO en las autonómicas después de reflexionar sobre la situación económica y social de la provincia. El aspirante de Democracia Ourensana hizo referencia a datos sobre la sangría demográfica, la falta de generación de empleo o el número de viviendas vacías y concluyó que todo ello se debe, entre otras cosas, a la «discriminación» a la que Ourense ha sido sometida por parte de los distintos gobiernos autonómicos, que derivan la mayor parte de las inversiones al eje atlántico, remachó.