Un pueblo con encanto

La aldea de Congostro, en Rairiz de Veiga, es un lugar en el que disfrutar en contacto con la naturaleza, el río y la montaña


ourense/la voz.

En Rairiz de Veiga, uno de los cuatro municipios ourensanos -junto con A Bola, Vilar de Santos y Allariz- declarados reserva de la biosfera, está Congostro, una aldea rehabilitada rodeada de naturaleza. Se encuentra entre el monte O Castelo y las veigas del río Limia, en un entorno natural incomparable.

Se puede disfrutar de la localidad recorriendo las rutas de senderismo. Una de ellas, la ruta de los molinos, lleva de Congostro a San Miguel. Saliendo del Aira da Moa hacia San Miguel los visitantes pueden refrescarse en la fuente que queda a la derecha y contemplar justo enfrente uno de los petos de ánimas del pueblo. Subiendo para llegar a los molinos encontraremos la Aldea Rural, un conjunto de casas restauradas en las que los viajeros tienen la posibilidad de dormir si deciden prolongar su estancia. Continuando el camino el turista se encuentra con el horno de la aldea, restaurado hace 10 años. Llegado a este punto ya se pueden apreciar las vistas de la comarca e incluso de Portugal. Para los amantes de la naturaleza será todo un placer subir el monte hasta el área recreativa O Bidueiro, equipada con merenderos.

Otra posibilidad es disfrutar de un paseo a la orilla del río Limia, hasta llegar a las veigas de Ponte Liñares o de la Sainza, donde con suerte se pueden descubrir cigüeñas campando a sus anchas o mansos caballos paciendo.

Si el calor aprieta, siempre queda la opción de darse un chapuzón en el río. Pasado Puente Liñares hay una zona poco frecuentada en la que antiguamente se reunían todos los jóvenes del pueblo para pasar la tarde bajo los árboles que guardan del calor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Un pueblo con encanto