Diversión de altos vuelos


Parapente, paramotor, aeromodelismo o cometas. En persona o a control remoto. Para realizar vuelos sencillos o acrobacias. Contemporáneos o réplicas que se remontan a la II Guerra Mundial. Así fue y es -hoy hasta las 13 horas- el formato del primer encontro aéreo de Rairiz de Veiga, a gusto del participante. Una cita organizada por el Club de parapente de Baltar y el Club de aeromodelismo del concello anfitrión, en el que más de 35 participantes disfrutaron de una jornada de ocio en la que no había competiciones y la afición por el vuelo predominaba. Dentro del aeromodelismo, los aviones imperaron en el espacio aéreo limiano, compartiendo protagonismo los dedicados a las acrobacias o a planear. Actividades, que atrajeron a aficionados de Portugal, como Tiago Díaz y Aderito Esteves, quienes compartieron espacio con Enrique Cuquejo o José Salgado, que aportó dos reactores, uno de ellos, una réplica de un F18, que contrastaba con su avión casero realizado con porexpán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Diversión de altos vuelos