«Los sobresalientes resultados de la ABAU me dejan perplejo»

OPINIÓN

ANGEL MANSO

15 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Inconformistas?

Cuando la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) nombra a una compositora residente, se nombra a una compositora catalana y no a una gallega. Cuando la Real Filharmonía de Galicia (RFG) nombra a una compositora residente también se nombra a una compositora catalana y no a una compositora gallega, tal como puede comprobarse en la recién publicada nueva programación de la RFG 2024-25, bajo el título de Inconformistas. Algo sorprendente teniendo en cuenta que todo el equipo de gestión de la Real Filharmonía son mujeres gallegas... ¿inconformistas?

Mientras que de la compositora catalana se interpretan tres obras en la nueva temporada, no se interpreta ni una sola de ninguna compositora gallega. María Mazaricos Muiños. A Coruña.

Cupos vasco y navarro

Leo que, por el agujero de las pensiones, País Vasco y Navarra deberían pagar el doble de cupo que pagan actualmente. ¿Hablamos de solidaridad entre españoles introduciendo este tema? Pues, adelante... ¿Puede ir bien un país que es más solidario internacionalmente que entre los habitantes que conforman ese país? La realidad es que no, y así nos va. Los cupos vasco y navarro perjudican notablemente al resto de territorios del Estado español: sus conciertos económicos son una tomadura de pelo respecto a otras regiones. Sinceramente, opino que España es imposible que salga adelante si se llevan a cabo distinciones entre las diferentes comunidades autónomas. En el terreno de las aportaciones económicas al Estado e implícitamente en lo que reciben del propio Estado, debería haber una igualdad, una equidad... Así se hace país. José Antonio Ávila López. Rubí (Barcelona).

Pantomima educativa

Los sobresalientes resultados de la ABAU me dejan perplejo. Noventa y mucho por ciento de aprobados en primera convocatoria. Tenemos unos adolescentes que son unos linces. Supongo que ellos se lo creerán. La prueba sigue cumpliendo su función de escalafón en el acceso a la universidad, porque una cosa es que aprueben todos y otra muy distinta hacerlo con nota. Todos contentos. Para que luego digan que España no es el país más feliz del mundo. Y también el más unitario. En todas las comunidades autónomas, con plenas competencias educativas, ocurre lo mismo. La consigna global es aprobar. A toda costa y así todos satisfechos. A mí, la verdad, me parece que todo esto es una pantomima. Cumplimos con unos roles administrativos, pero los resultados alcanzados son muy endebles, pese al aprobado general. Así nos va. Enrique López de Turíso. Vitoria.

Excesiva tardanza

Desde el 10 de mayo, la autodenominada Asamblea internacionalista del estudiantado y de la clase trabajadora pro Palestina ha venido okupando dependencias de la universidad compostelana. Más de un mes. Y mucha gente se preguntaba por qué no eran debidamente desalojados. Por fin se ha procedido a ello, pero un mes largo ha sido excesivo. ¿Por qué se ha tardado tanto, por mucho diálogo que se hubiese querido poner? Tomás Fernández Martín. A Coruña.