La codicia alimenta la guerra

Claudia Luna Palencia
claudia luna palencia POR LA ESPIRAL

OPINIÓN

CARLOS BARRIA | REUTERS

30 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El mundo se lo terminan siempre repartiendo entre sí los poderosos, los más débiles hacen lo que pueden en la medida de sus posibilidades para resistir y defenderse. La historia está llena de arbitrariedades y mucha violencia. 

Detrás de cada Estado que ha nacido, cada país, cada nación forjada hay mucho dolor y muerte y el futuro tampoco se ve exento de tanto sufrimiento porque las fronteras cambian… cambian con el tiempo, sufren una metamorfosis dependiendo de los intereses del país con mayor poder en esa confluencia limítrofe.

Basta con otear los mapamundis del pasado reciente y del pasado antiguo para darse cuenta de que la humanidad no ha dejado de provocar transformaciones, delatadas inclusive por el propio peso de la geografía territorial.