Corazón humano de cerdo

Manuel Luis Casalderrey
Manuel-Luis Casalderrey RINCÓN ABIERTO

OPINIÓN

FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVE

18 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace casi 30 años escribí un artículo titulado Sangre humana de cerdo (La Voz, 16-5-1992) en el que daba cuenta de la investigación llevada a cabo por científicos de los laboratorios DNX (USA) quienes, utilizando técnicas de manipulación genética, habían logrado que los cerdos tuviesen en su sangre hemoglobina humana. Decía que era el inicio de un largo camino, todavía sin recorrer, en el que se trataba de convertir a los cerdos en donantes de sangre para completar las insuficiencias de sangre procedente de la generosidad de los donantes humanos.

Ahora la noticia (La Voz, 20-1) se refiere a la implantación, en un ser humano, de un corazón de cerdo que ha sido tratado mediante técnicas de manipulación genética para evitar en lo posible el rechazo por el receptor. Todavía está reciente la operación y el resultado es incierto, pero el equipo médico confía en que llegará a buen término. Ojalá sea así, porque esta operación sería un paso de gigante en el camino de los xenotrasplantes (trasplantes entre diferentes especies).

El cerdo es un animal esencial en la alimentación humana. Fue básico en la posguerra española. Es objeto de veneración en las múltiples variedades de cocido, distribuidas por la geografía patria. Los cerdos proporcionan los exquisitos jamones, lomos, chorizos, etcétera. También se hacen filloas con su sangre. Ahora vienen a salvar vidas con corazones humanos de cerdos.