Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Huelga contra el desprecio

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

Xaime Ramallal

19 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los casi cien mil habitantes de A Mariña lucense acaban de protagonizar esta semana una exitosísima jornada de huelga general, a la que fueron convocados por el incierto futuro ante el más que previsible desmantelamiento de las escasas industrias que permanecen activas. Los anunciados cierres de Alcoa en San Cibrao y Vestas en Viveiro son las gotas que colmaron el vaso.

La protesta se llevó a cabo por «la pobreza, la desertización industrial y el despoblamiento». O lo que es lo mismo, por el abandono, la desconsideración y falta de respeto a la ciudadanía por parte de unas clases dirigentes que han estado esquivando la situación y jugando con el futuro personal y profesional. Todos, sin excepción.

Porque las ofertas y promesas de solucionar las carencias, incluso básicas, de esta amplia comarca gallega, han sido tan numerosas como las de los bazares chinos. E igual de solventes. Presidentes autonómicos, ministros, conselleiros, aspirantes a diputados, cuneros, allegados, adjuntos y lazarillos llevan tiempo moviéndose por la zona ofreciendo soluciones y reclamando la intervención del contrario, aprovechándose del estado de incertidumbre y decaimiento de los mariñanos. Incluso después de la protesta siguen instalados en el cruce de acusaciones y de exigir responsabilidades.