ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

«Made in Galicia», ¿por qué no?

Julio Sánchez Agrelo DECANO DEL COLEGIO OFICIAL DE INGENIEROS DE TELECOMUNICACIONES DE GALICIA

OPINIÓN

19 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Normalmente no se ven, pero los chips están en el corazón de todos los productos que nos rodean. Se utilizan en más aparatos de los que creemos: lavadoras, frigoríficos, hornos programables, teléfonos móviles, televisores, ordenadores, equipos médicos, coches, etcétera. Un automóvil contiene, de media, unos 100 chips.

La pandemia aceleró la demanda de estos elementos. El teletrabajo obligó a mejorar las redes de los operadores, las domésticas o el número de ordenadores en las casas. Pero, además, los consumidores por el hecho de estar en sus casas han desviado sus gastos hacia los restaurantes, viajes, electrodomésticos nuevos, táblets, consolas de juegos.

Cuando la pandemia forzó a la industria del automóvil a cerrar temporalmente sus fábricas, los productores de chips reasignaron su capacidad a las empresas de teléfonos inteligentes, ordenadores, táblets o consolas de juegos. Luego, las ventas de automóviles se recuperaron más rápido de lo esperado y los fabricantes de vehículos respondieron intentando aumentar la producción. Pero se han quedado al final de la fila en las fábricas de chips, que no son capaces de producir más cantidad.