Dejar de fumar

Elisardo Becoña CATEDRÁTICO DE PSICOLOGÍA CLÍNICA UNIDAD DE TABAQUISMO Y TRASTORNOS ADICTIVOS, USC

OPINIÓN

iStock

31 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El 31 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Mundial sin Tabaco. Este año su lema es «comprométete a dejarlo». Hoy ya nadie duda de que fumar acarrea importantes problemas en la salud a las personas y una alta mortalidad prematura. En España, murieron en los últimos diez años 550.000 personas prematuramente por fumar cigarrillos. Todos los días ingresan en los hospitales cientos de fumadores por las graves enfermedades que produce el tabaco, desde cánceres, cardiopatías, problemas pulmonares… Ponerse una venda en los ojos ante ello no soluciona la gravedad del problema. Muchos fumadores arrastrarán graves enfermedades el resto de su vida. Son cifras excesivamente altas. Son muchas decenas de miles los fumadores afectados, sus familias y la sociedad. Demasiadas vidas perdidas por fumar, por una conducta que se puede evitar, que se puede cambiar, que se puede dejar de hacer. Claramente, fumar mata. La buena noticia es que es evitable.

Este año la OMS indica hasta 100 razones para dejar de fumar. Cada fumador tiene la suya. Los beneficios de dejarlo son enormes, no solo económicos, sino sobre todo de mejora en la salud y el bienestar. Además, la epidemia del covid-19 ha mostrado la necesidad de que las personas dejen de fumar. Los que fuman tienen mayor riesgo de morir prematuramente por sus complicaciones.

Una nota optimista es que es posible dejar de fumar. En España fumaban el 55 % de los varones en 1987; hoy solo el 23 %. Ha descendido el consumo a la mitad. Hay que seguir avanzado hasta que fumar se convierta en anecdótico. Es una necesidad personal de los que fuman y una necesidad social de todos. Nuestra experiencia indica que incluso los fumadores más difíciles y dependientes pueden dejar de fumar. Debiera ser una prioridad sanitaria. Hoy no lo es. La magnitud del problema es enorme. Toda medida que se tome para reducir el consumo es buena.