Las cosas de palacio, todavía van despacio

José A. Ferreira Dapía PUNTO DE VISTA

OPINIÓN

M.MORALEJO

28 may 2021 . Actualizado a las 07:45 h.

En los últimos años, desde las distintas administraciones públicas se ha impulsado una transformación con el fin de mejorar los servicios disponibles para los ciudadanos.

Una persona, física o jurídica, que desee poner en marcha un nuevo proyecto deberá hacer unos trámites administrativos en la llamada «burocracia». Es aquí donde se observa que el sistema público presenta carencias de adaptación a las demandas empresariales.

Entre los motivos que llevan a una lenta administración pública encontramos la falta de TIC adecuadas -lo que provoca un retraso o incluso, la desaparición de proyectos presentados por los ciudadanos-, y la adaptación digital entre los funcionarios. Muchos de ellos, incluso los que son todavía reticentes al cambio, comienzan a darse cuenta de que en un momento de adaptación, o estás dentro de la rueda o acabas fuera. Faltan jóvenes, más adaptables al cambio y conocedores de nuevas tecnologías.