Una foto indecente

Fernando Ónega
Fernando Ónega DESDE LA CORTE

OPINIÓN

Fran Herviás, exsecretario de organización de Ciudadanos fichado por el PP, en una imagen distribuida por el partido
Fran Herviás, exsecretario de organización de Ciudadanos fichado por el PP, en una imagen distribuida por el partido

19 mar 2021 . Actualizado a las 12:50 h.

El diario El Español publicó una foto de Fran Herviás, el gran fugado de Ciudadanos al Partido Popular, en un restaurante con dos senadores y una diputada que después, ayer mismo, renunció a su acta. Es una imagen indecente. El señor Herviás se ha convertido en traficante de carne fresca. Conoce lo que hay en el mercado del partido que le dio de comer durante años y trata de comprarlo. No creo que sea con dinero, pero sí con promesas del paraíso que les espera en el buque insignia de la derecha. Es el conseguidor de voluntades cuya misión es tan innoble como tratar de destruir al que fue su partido desde el conocimiento que tiene de sus cargos. García Egea había anunciado un futuro respetable: unir por la base al centro-derecha. Lo que está haciendo su conseguidor es servirle cabezas que están en las instituciones para tener una entrada a lo grande en el Partido Popular.

¡Dios, cómo repudio ese trabajo! En él se dan cita todas las perversiones de la política, empezando por la más grave, que es la traición a quien se ha servido. Fran Herviás parece que se marchó de Ciudadanos armado con el puñal de los traidores para asesinar por la espalda a Inés Arrimadas, poner su cadáver político en la mesa de Génova 13 y cobrar la recompensa.

La política del rencor y la revancha; una voluntad de alterar la voluntad de los electores que, de seguir con estas prácticas, dejarán de votar porque no saben a qué partido votan. Igual que es delito la manipulación de los mercados para la obtención ilícita de beneficios, habría que crear el delito de alterar la representación que da el contribuyente.