Un guion para «The Crown»


Alas infantas vacunadas les ocurrió lo mismo que a Ágatha Ruiz de la Prada con su participación en el concurso El desafío, de Antena 3. A la diseñadora se lo ofrecieron y accedió, sin calcular en qué jardín se estaba metiendo. Después se pasó los programas maldiciendo y confesando que si no cogía la puerta y se iba era porque había firmado un contrato. La inmunización real y su cándida justificación les ha dado escrita una nueva línea de guion a los futuros creadores de la The Crown española, si algún día alguien se anima.

Entre escándalos y premios, esta semana se habló mucho sobre sangre azul. La cosa empezó con los Globos de Oro que The Crown, la original, se llevó de calle. Las distinciones no fueron ninguna sorpresa, exceptuando la sobrevalorada caricatura que de Margaret Thatcher hace Gillian Anderson. Por lo demás, la serie de Netflix es siempre el detonante para debatir sobre lo bien o lo mal parada que sale la familia real al ser expuesta en toda su humanidad. En casa de los Windsor sus capítulos provocan urticaria, pero el descarriado príncipe Enrique le dio esta semana su bendición al afirmar que, aun siendo ficción, se aproxima más a la realidad que los tabloides. En parte, lo hizo porque ha soltado amarras de su familia, como demostrará hoy mismo en una entrevista histórica con Oprah Winfrey; en parte, porque con Netflix no tiene nada personal, solo negocios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un guion para «The Crown»