¡Viva la revolución!


Párenme si ya han oído esta historia. Un país con un Gobierno corrupto, robando al pueblo. Un grupo populista se rebela contra ellos y toma el poder con aclamación popular… y resulta que los populistas terminan siendo tan ladrones como los anteriores. Y el pueblo sigue sufriendo…

Pues a esta historia me recuerda lo que vivimos ahora con los hedge funds, GameStop y el grupo en Reddit, WallStreetBets. A los que la opinión mundial está glorificando como pequeños inversores rebeldes, luchando contra la opresión global del imperio galáctico de Darth Vader y la estrella de la muerte de los hedge funds.

A todos nos gusta una historia de David contra Goliat, Rocky contra Apollo, Luke Skywalker contra Darth Vader, el Alcoyano contra el Real Madrid… Pero no confundamos una bonita historia con la realidad del mundo.

Yo no conozco a nadie en WallStreetBets y, evidentemente, no puedo asegurar sus intenciones. Pero crear una narrativa de «guerreros sociales» es, en mi opinión, tan ingenuo como la aclamación popular a todos los revolucionarios de la historia, que terminan siendo más corruptos que los anteriores.

Vamos a ver, aquí la gente está a lo que está. A forrarse.

Y no nos engañemos. Cualquier acción concertada de manipulación de mercado es, por definición, ilegal. Tanto, o peor, como de lo que se les acusa a los hedge funds cuando se ponen cortos y ponen presión al mercado. Por lo menos ahí no hay evidencia de concierto. Aquí el mensaje es: «Si compramos todos, hundimos a los hedge funds».

Pero ustedes dirán, «¿que más da? Los hedge funds son unos… [pongan aquí el despectivo que quieran. ¡Y se lo merecen!] Aquí, la gente normal puede participar y forrarse también. ¡Viva la revolución!».

Primero, entendamos que los gestores de hedge funds serán lo que ustedes quieran. Pero el dinero que manejan incluye fondos de pensiones de profesores, bomberos, policías, mineros… es decir, de currantes como el resto.

Segundo, los pequeños inversores también pierden. Hay una estrategia conocida como pump and dump (inflar y tirar) donde los manipuladores compran acciones por anticipado y después proceden a inflar la acción a través de comentarios (sin fundamento real) en redes sociales o prensa, para vender una vez que la gente se abalanza a comprar y sube el valor de la acción. Una vez que es obvio que no hay razón real para la subida de la acción, esta cae y los que invirtieron tarde se comen las pérdidas.

Es decir, la estafa piramidal del mercado bursátil.

Y si no me creen, pregúntenselo a los inversores pequeños que compraron acciones de GameStop a 400 dólares hace unos días, cuando todavía se leían comentarios en WallStreetBets de ¡viento en popa a toda vela! Y ahora han perdido buena parate de su dinero con la acción a 100. A ver qué les parece la revolución ahora.

Por Breogán Vázquez Gil Profesor adjunto de Finanzas en la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EE.UU.)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

¡Viva la revolución!