ERTE o despido: la bolsa o la vida

OPINIÓN

Sandra Alonso

06 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los diferentes instrumentos jurídicos elaborados durante la pandemia, y en especial los ERTE, han permitido la supervivencia de nuestro tejido empresarial y de las personas trabajadoras en un golpe sin precedentes a la economía española. Y en este tiempo tan incierto los interlocutores sociales han mostrado que se puede hacer política de altura, dejando en evidencia a muchos cargos políticos empeñados en polémicas y discusiones banales para sus administrados.

A pesar de esto cunde en mí cierta decepción por el último acuerdo alcanzado por patronal y sindicatos, y no porque no fuera necesario, sino porque creo que en este momento necesitamos mucho más. Y es que nos falta imaginación, mucha imaginación para sacar este país adelante. Ya no basta con los ERTE porque no podemos seguir prorrogando al límite esta situación. Venimos advirtiendo desde hace meses que en muchos casos con los ERTE las empresas están retrasando la toma de decisiones y esto puede ser clave en su supervivencia.

Y comienzo a pensar que el legislador va dos pasos por detrás de la pandemia social y económica. Y que es necesario entonces ponerse a trabajar contra lo que se evidencia, un desastre social y económico postpandemia.