Y Lola Flores resucitó


Y Lola Flores resucitó de entre los muertos. Por obra y gracia de la inteligencia artificial, la Faraona volvió a la vida y se transformó en carne de vídeo viral al protagonizar un anuncio de cerveza, de esos que sorprenden e inquietan por todas las implicaciones que traen detrás. La magia digital, con un complejo análisis de reconocimiento facial y manipulación de la voz, ha logrado que la bailaora pronuncie palabras que ni siquiera se conocían antes de su muerte, cuando al poderío del que ella siempre presumió no se le llamaba todavía «empowerment».

Como ya hizo The Mandalorian en su impactante episodio final en beneficio de la ficción, el falso vídeo de Lola Flores pone todo el poder de la tecnología al servicio de la publicidad y con el consentimiento expreso de la familia, pero no hay duda de que esa inmensa capacidad para adulterar sin permiso la imagen y la palabra abre muchas puertas a la mentira en una época en que las noticias falsas se propagan de teléfono en teléfono. La premonitoria distopía de Years and Years ya alertaba del mal uso que se puede hacer, y se hará, de estos deepfake. En la serie de Emma Thompson se empleaban sin escrúpulos para hacer añicos carreras políticas y pescar en río revuelto mientras las víctimas se esforzaban en desmentir a un muñeco virtual que era una versión retorcida de sí mismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y Lola Flores resucitó