Los «cojos manteca»


Algunos lo recordarán. El Cojo Manteca hizo su aparición en una manifestación de estudiantes en enero de 1987, frente al Ministerio de Educación en Madrid. Se movía con una increíble facilidad, a pesar de faltarle una pierna. Con una muleta destrozaba todo lo que se le ponía al alcance: letreros, bancos del metro, relojes-termómetro, cabinas telefónicas, etcétera. Los medios de comunicación hicieron famoso al Cojo Manteca y supimos por ellos que no era estudiante de nada. Simplemente pasaba por allí y se unió a la fiesta a su manera. Nacido en el País Vasco, Jon Manteca Cabañas falleció a los 29 años, víctima del sida.

Viene esto a cuento por el elevado número de cojos manteca muy violentos e irracionales que surgieron el fin de semana de Todos los Santos en varias ciudades (Madrid, Vitoria, Logroño, Barcelona, Santander, etcétera). Se habían convocado manifestaciones por distintos motivos y los violentos se infiltraron en ellas y provocaron altercados muy graves, con lanzamiento de objetos a las fuerzas del orden, quema de mobiliario urbano, asalto y saqueo de establecimientos... Verdaderamente, el Cojo Manteca clásico era un santo comparado con los actuales cojos manteca violentos y peligrosos. En este momento tan duro, con muertos y enfermos in crescendo, con la economía por los suelos, necesitamos aportes positivos para salir de esta situación y no cojos manteca destructores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los «cojos manteca»