Los jóvenes multipantalla


Inútil pedirles a las jóvenes generaciones que esperen una semana, un día siquiera, a que una cadena programe un nuevo episodio de su ficción favorita. Para los espectadores más nuevos, solo existe la televisión a la carta, el aquí y ahora. Si a quienes crecieron con el canal único les sigue pareciendo mágica esa omnipotencia de programarse uno mismo lo que le venga en gana, más aún les maravilla la capacidad que tienen los más jóvenes para estar pendientes de varias pantallas a la vez. Al mismo tiempo que encadenan capítulos en el ordenador son capaces de avanzar niveles de un juego con la tableta mientras revisan el teléfono.

Igual que el consumo televisivo se multiplicó durante el confinamiento, también el uso de videojuegos creció hasta un 45 %, según un estudio de la asociación española del sector sobre este 2020 tan atípico en el que un mayor tiempo de ocio casero ha ido acompañado para muchos adultos de problemas de concentración. Los menores que ahora vuelven a las clases han sido quienes más han aprovechado este entretenimiento en la distancia que les permite jugar y mantener el contacto con los amigos sin romper el aislamiento. La propia Organización Mundial de la Salud, que en varias ocasiones alertó sobre la adicción a Internet y lanzó avisos sobre los peligros que implican los videojuegos, claudicó en la cuarentena para recetar este recurso como «la plataforma perfecta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los jóvenes multipantalla