El debate monarquía versus república, que recorrió la historia europea entre mediados del siglo XIX y del siglo XX, es hoy un engañabobos, mediante el que populistas y secesionistas pretenden darle en España trascendencia, con espurios argumentos, a un asunto de carece de toda relevancia.

¿Por qué fue esencial durante los cien años citados la contraposición entre monarquías y repúblicas? Pues porque aquellas iban mucho más allá de la forma de elección del jefe del Estado. En las monarquías los reyes intervenían en la aprobación de las leyes con la iniciativa legislativa y la sanción; participaban en la formación del parlamento a través de la facultad de convocarlo, suspenderlo y disolverlo; y controlaban al gobierno, mediante la elección de su presidente, nombrado y cesado por el rey. Cada uno de esos poderes, pero mucho más todos en conjunto, hacían del monarca la pieza clave de la vida política y constitucional.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Sí, sí, España ya es una república