España invertebrada 2020


Más allá de las decisiones de la Conferencia de Presidentes, que merecen otro comentario, pido permiso para hacer una inicial aproximación a los gestos que son, sin duda, trascendentes. En primer lugar, por la presencia del rey Felipe VI. Es evidente que su majestad está en período de relanzamiento de su figura. Terminado su periplo por las comunidades autónomas con descriptible baño de multitudes, el monarca comienza una etapa de mayor presencia pública. Quiere agradecer los esfuerzos de la crisis sanitaria. Quiere estar en todos los acontecimientos de relieve social o político. Se le ha quedado pequeño ese papel de figura meramente decorativa o simbólica, como la presentan algunos textos educativos. Y necesita hacerse querer.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

España invertebrada 2020