Entre Kenia y la Antártida

J. FOHLMEISTER

Kenia está atravesada por el Ecuador. La Antártida tiene un tercio de su costa pegada al Círculo Polar Antártico. Asociamos uno de esos sitios a mucho calor y el otro a mucho frío. España tiene una posición en el mapa que cae a medio camino entre el Ecuador y el Polo Norte, pero fíjense: en estos días el Sol nos cae más a plomo aquí que en Kenia. Hoy pegará más vertical en la capital de Canadá que en Nairobi. Comparando con esta última, en Santiago esa mayor insolación sucede durante dos meses alrededor del solsticio de verano, que acabamos de pasar. Pero es que a final de octubre en Santiago el Sol caerá menos a plomo que en el Círculo Polar Antártico. Eso se mantendrá así durante 4 meses alrededor del solsticio de invierno. Los períodos varían con la latitud: en Sevilla el Sol cae más a plomo que en Nairobi tres meses alrededor del solsticio de verano y, desde primeros de noviembre a primeros de febrero (tres meses alrededor del solsticio de invierno), estará más bajo que en algunos bordes de la Antártida

¿Cómo es eso posible? Porque la Tierra cambia su orientación con respecto al Sol 47º cada 6 meses. Eso es mucho: más de la mitad de un ángulo recto. Por eso nos cambia tanto el Sol. Ese es uno de los principales argumentos que suelo esgrimir en los debates sobre el cambio horario. En estos momentos de solsticio no es bueno mantener en el momento keniata la marca horaria del momento antártico, y viceversa. Por eso tenemos que cambiar la hora dos veces al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Entre Kenia y la Antártida