Feo escenario para la monarquía

EUROPA PRESS

Punto primero: el rey don Juan Carlos tiene derecho, como todo el mundo, a la presunción de inocencia. El hecho de que vaya a ser investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo no es una condena ni nada parecido, aunque sea una pésima noticia para la institución monárquica. Es el procedimiento normal ante indicios de posibles delitos porque, si existen esos indicios, el aforamiento de don Juan Carlos exige que sea el Supremo el que se haga cargo de la causa, como si se tratase de un miembro del Gobierno o del Congreso de los Diputados. No se le puede atribuir de entrada ninguna culpabilidad.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Feo escenario para la monarquía