Es cerca, es seguro, ¿por qué lo cierran?

Adrián Vázquez Lázara

Comprar alimentos, como es lógico, es una de las pocas actividades exentas de la política de confinamiento. Pero, ¿dónde hacerlo? ¿En un supermercado, en la tienda de la esquina… o en los mercados de abastos, si es que siguen funcionando? El debate está abierto. No solo sucede en Galicia, también en Cataluña han cerrado mercados al aire libre de productos de alimentación. En Valencia, sin embargo, no. Francia los prohíbe. Y en Italia se autorizan en algunas partes y se prohíben en otras.

¿Es una cuestión de medidas de control de los alimentos? ¿O más bien lo que preocupa es la interacción entre compradores y vendedores? A estas alturas ya sabemos que el virus no se transmite por los alimentos y que, además, los niveles de control en España son excelentes. Por tanto, se trata de cumplir las medidas recomendadas. Pero con coherencia: si se permite, con condiciones, la asistencia a tiendas y grandes superficies y se prohíbe a los mercados de abastos, ¿no hay discriminación?

Necesitamos resolver estas dudas, porque lo que sí es seguro es que el cierre de los mercados desbarata parte de la venta de proximidad y supone un desastre económico para muchos pequeños agricultores, que tienen en la venta directa en estos mercadillos y ferias la principal salida para las producciones de sus explotaciones, especialmente en regiones como Galicia, donde gran parte de la población compra sus frescos en estos mercados. Y hay unos 25.000 canales de venta directa en España: un problema para los productores, para los comerciantes y para los consumidores.

El campo y el pequeño agricultor agonizan con la prohibición de mercados. Hasta medio centenar de organizaciones agrarias de Galicia han firmado un escrito reclamando a la Xunta que tome medidas para que los mercados y ferias se puedan volver a celebrar. Piden poder vender, poder vivir y subsistir de sus ventas, cumpliendo con medidas de seguridad provisionales, como separar más los puestos o evitar la concentración de los clientes. De momento, parece que de nada ha servido.

Hay más quejas. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) pide a las autoridades, sobre todo a los ayuntamientos, que autoricen el funcionamiento de los mercados de venta directa y de proximidad siempre que existan «las necesarias medidas de seguridad y protección». Lo contrario, indican, sería discriminatorio: no se pueden cerrar mientras están abiertos supermercados y otros establecimientos. Algunas autoridades reaccionan. En Valencia, por ejemplo, hace ya casi un mes establecieron que las medidas restrictivas en la lucha contra el coronavirus tienen que basarse «en los principios de necesidad, no discriminación y proporcionalidad». Por si hubiera dudas, la Generalitat dijo que «cerrar los mercados municipales o los no sedentarios y, al tiempo, permitir la apertura de tiendas físicas es discriminatorio».

Para ayudar en este debate puede ser útil tener en cuenta algunas de las medidas adoptadas en Italia, en las zonas en las que están permitidos los mercados: entradas y salidas separadas, con el perímetro bien delimitado y control de accesos y flujos con policía; debe haber al menos dos metros entre cada puesto, y uno entre vendedores y clientes; naturalmente, todos con guantes y mascarillas, y aun así no se pueden tocar los alimentos; y, finalmente, solo podrá hacer la compra una persona por familia.

Todas ellas medidas lógicas, coherentes con las que se aplican mientras dure la emergencia. Discutámoslas, pidamos aclaraciones a las autoridades e imaginación -recurriendo a las nuevas tecnologías para la distribución- a las asociaciones de productores y distribuidores. Lo que no podemos es dejar sin protección ni orientaciones a trabajadores, comerciantes y consumidores.

Por Beatriz Pino / Adrián Vázquez Lázara Líder y portavoz de Ciudadanos en Galicia / Eurodiputado de Ciudadanos y miembro de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Es cerca, es seguro, ¿por qué lo cierran?