Los héroes son personas que se distinguen por realizar hazañas extraordinarias, más allá de sus obligaciones, poniendo en juego, en muchos casos, su propia vida. La historia está llena de héroes, se les recuerda y se les homenajea, están presentes en la literatura y en el cine, en nuestras calles y estatuas, en justo tributo a sus acciones.

La actual crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que nuestro país está lleno de héroes. Sanitarios, transportistas, militares, etcétera, están mostrando un compromiso excepcional que nos emociona, que nos hace salir a aplaudirles cada día y sentirnos orgullosos de ellos. Es su conducta la que nos ha llevado a establecer redes de solidaridad entre los ciudadanos impensables hace unos días y a aceptar un difícil confinamiento que va a continuar.

Pero, espero que lo entiendan, no queremos héroes. Queremos un país donde nuestros sanitarios estén bien pagados, donde los contratos de las enfermeras no se renueven cada día y en el que no se recorten fondos. Un país donde no perdamos cada año miles de investigadores, donde las fuerzas de seguridad cobren lo justo, donde las residencias de ancianos estén bien dotadas, y donde los sueldos y contratos de cajeras, trabajadores industriales, periodistas, etcétera sean dignos. No es tan complicado y es mucho más económico que el coste que vamos a afrontar. Créanme, cuando un país necesita muchos héroes tiene un grave problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Héroes