Nomenclatura de una virosis

Efe

La enfermedad que mantiene en vilo al mundo tiene varios efectos secundarios, entre ellos algún lío terminológico. Se trata de una virosis (de virus + -osis ‘enfermedad’), una dolencia causada por virus. Esa voz tiene las variantes viriosis, virasis y viriasis, ninguna de las cuales tiene hueco en el Diccionario. Tampoco lo tiene coronavirus, sustantivo que estamos oyendo unas cuantas decenas de veces al día.

Los coronavirus, así llamados por el parecido de estos microorganismos con la corona solar, son los virus del género Coronavirus, de la familia Coronaviridae. El causante de la epidemia originaria de la ciudad china de Wuhan fue denominado primero 2019-nCoV (del inglés 2019-novel coronavirus), y en medios no técnicos, coronavirus de Wuhan. Después pasó a llamarse SARS-CoV-2, sigla de severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (coronavirus del síndrome respiratorio agudo y grave 2).

La enfermedad causada por él ha recibido de la Organización Mundial de la Salud el nombre COVID-19, acrónimo del sintagma inglés coronavirus disease 2019 (enfermedad por coronavirus 2019). La denominación ha resultado problemática. Empezando por su grafía, con cinco letras mayúsculas y un número enlazado a ellas con guion. Ante tantas versales, algunos periódicos han optado por la mayúscula inicial y escriben Covid-19, la forma más desaconsejable, pues esa capitular hace creer que se trata de un nombre propio. Es, sin embargo, una denominación de carácter común, como la de cualquier enfermedad, y el día que esté lexicalizada pasará a escribirse con minúsculas, covid-19, aunque seguramente la epidemia terminará antes.

Otro problema de COVID-19 es su género, pues se trata de un acrónimo inglés, en el que está la palabra disease (‘enfermedad’). El femenino de enfermedad parece invitar a hablar de la COVID-19, que usa la OMS, pero el uso mayoritario, y el que siguen las autoridades sanitarias españolas, es como masculino, el COVID-19.

En cualquier caso, este acrónimo resulta incómodo fuera de los ámbitos médico y científico, por lo que proliferan denominaciones alternativas: enfermedad por coronavirus, que es la que la OMS emplea en español, neumonía por coronavirus, neumonía de Wuhan... que por un afán simplificador se quedan a veces en coronavirus, el patógeno. Aunque, en puridad, este nombre solo es aceptable cuando el texto permite interpretar que se refiere al agente causante: El coronavirus llega a Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Nomenclatura de una virosis