Mantener la calma

José Luis Bonet TRIBUNA

OPINIÓN

María Pedreda

04 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El coronavirus COVID-19 se extiende rápidamente por todo el mundo. Pero, gracias a la globalización, más veloz aún es la expansión del miedo, un agente mucho más peligroso para la economía global que el propio virus.

La paralización de la producción en las regiones más afectadas en China y los efectos adversos sobre la industria, el comercio, el transporte y el turismo en el resto del mundo han provocado ya severas caídas en los mercados bursátiles y un recorte en las previsiones de crecimiento económico para este 2020.

La OCDE ha sido el primer organismo internacional en revisar sus previsiones para este año como consecuencia del efecto del coronavirus.