Virus viral


Cuando una noticia o una imagen se extienden rápidamente por las redes sociales se dice que es viral. Pues bien, el coronavirus de Wuhan, bautizado como Covid-19, sin duda se ha hecho viral. Al principio parecía que todo ocurría en China, en Wuhan, en donde algunos chinos enfermaban a causa del coronavirus y unos pocos de estos (4 %) morían. Luego comenzaron a aparecer casos salpicados por el mundo occidental y la cosa empezó a preocuparnos y a alarmarnos. En Italia aparecieron infectados y la histeria llevó a apalear a un chino, que gritaba desesperadamente que era filipino (¡ay, los ojos rasgados!).

Un virus es un bichito que no llega ni a esa categoría porque mide unos pocos nanómetros (10-9 metros, es decir la mil millonésima parte del metro) y es, en realidad, una entidad no celular capaz de replicarse en el seno de células vivas específicas. Sus componentes permanentes son ácidos nucleicos (ADN, ARN) y proteínas. Para entender la maléfica fama de los virus hay que saber que provocan enfermedades como gripe, viruela, sida, poliomelitis, etcétera.

Para rebajar la agresividad de este virus se usa como argumento que la mayoría de los fallecidos son personas mayores (viejos) o que padecen previamente una enfermedad, como neumonía. La verdad es que los viejos debemos de estar preparados para morir, porque nos toca, pero no tiene porque ser a causa de un coronavirus o de un virus sin corona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Virus viral