Abascal, líder de la oposición


Una provocativa ocurrencia de la ultraderecha de Vox está convulsionando nuestras vidas y, al tiempo, haciendo un daño irreparable a los otros partidos de la derecha, PP y Ciudadanos. Los socialistas, por el momento, se sienten cómodos, aunque la delegada para la Violencia de Género haya entrado en pánico y pidiera la aplicación del 155 en Murcia. La resurrección del pin parental, que cierto es que figuraba en el programa de los de Abascal, y la agitación que provoca demuestra, por otra parte, el extraordinario nivel del debate político y social que tenemos en este país.

Aunque lo peor es que la intención de que los padres se sienten junto a sus hijos en el aula para decir al profesor lo que debe o no enseñar porque, según Abascal, la educación en igualdad o el respeto a las personas con distinta orientación sexual son «una excusa para otro tipo de contenidos» como «el adoctrinamiento en juegos eróticos», está desplazando a Pablo Casado del liderazgo de la oposición. Y abriendo una grieta dentro del propio PP, situando a su líder en un equilibrio imposible si quiere ver aprobados los presupuestos de las comunidades que gobierna con Cs y Vox.

Abascal está dando muestras de disponer de una estrategia política que le es favorable, con la que se encuentra muy cómodo y de la que carecen los populares, que parecen caminar a bandazos. Casado contra sí mismo. Porque ahora arremete contra la Ley de Educación aprobada hace siete años por el PP, con su voto, y que conocemos como ley Wert. Hasta ahí lo han llevado los ultras que, además de acaparar la atención y ser el centro del debate, ponen al carismático líder popular, y también a los restos de Cs, en evidencia.

El líder de la oposición no es aquel que dice serlo ni el que aventaja a su adversario en escaños. Lo es quien se alza ante la sociedad como tal, y quien tiene la capacidad de marcar la agenda y debatir de tú a tú con el Gobierno. Y ese papel lo está ejerciendo Abascal y su muchachada ultra. De seguir así las cosas, y ante la actitud de seguidismo de Casado y los suyos, puede que algún día tengamos que pedirles cuentas por haber contribuido a la resurrección y consolidación de los extremistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Abascal, líder de la oposición