Los Reyes no traen carbón


Aunque usted haya sido malo-malísimo a lo largo del año 2019, los Reyes Magos no le habrán traído carbón, porque ha sido vetado y acusado de jugar un importante papel en la generación de la emergencia climática debido al incremento desbocado de los gases de efecto invernadero, especialmente del CO2 que desprende todo lo que arde.

La primera Revolución Industrial, iniciada a finales del siglo XVIII, supuso el paso de una economía fundamentalmente agrícola a otra industrial, en cuya transformación jugó el papel principal la máquina de vapor (locomotoras de tren, industria minera), que usaba carbón como combustible. Más adelante, en las centrales termoeléctricas se quemó carbón para producir electricidad. La aparición de otros combustibles, con mayor poder energético y más fáciles de transportar, ha ido arrinconando al negro hasta llegar a la situación actual, en la cual el carbón es el apestado del panorama energético y se prohíbe su uso. En no tardando, su barbacoa quedará en desuso.

El mejor ejemplo de todo esto lo tenemos en la central térmica de As Pontes, que está abocada al desaparecer, aunque todavía ha de quemar casi 9.000 toneladas de carbón que tiene almacenadas (La Voz, 28-12-19). Después vendrá el cierre y el desmantelamiento, en el que participarán, como en un acercamiento al masoquismo, los propios trabajadores de la térmica. Por favor, hagan todo lo posible por readaptar y salvar la térmica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los Reyes no traen carbón