Demasiado corazón


Empezaban los años noventa cuando Televisión Española descubrió a los espectadores la hilaridad que desprendían las escenas de tropezones, caídas impactantes, meteduras de pata y accidentes aparatosos. El contenido que hacía reír entonces era el mismo que el de muchos vídeos virales que hoy pululan por las redes sociales, pero todavía no se llamaban así. Eran simples vídeos domésticos, grabados con enormes cámaras en cintas de gran tamaño que solo podían compartirse físicamente. Un programa como Vídeos de primera los convirtió en material televisivo de primer nivel.

Resulta imposible no acordarse de aquel espacio ahora que su presentador, Alfonso Arús, ha regresado al horario de máxima audiencia de la tele nacional. Lo ha hecho en los viernes de Antena 3 para la enésima reinvención de esa noche de la semana en la cual, tras la huida de Sálvame al sábado, solo Tu cara me suena ha conseguido pisar sobre seguro.

El reloj parece haber dado marcha atrás haciendo que las noticias y entrevistas del corazón vuelvan a prevalecer como antaño con un espacio en directo, como un Sexta noche del cotilleo, de esos que buscan convencer al espectador de que al otro lado de la pantalla hay personas reales haciendo cosas en tiempo real y no solo fotogramas enlatados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Demasiado corazón