Ritz-Carlton Yacht Collection, «asunto de Estado»

Daniel Taboada Banda AL DÍA

OPINIÓN

M.MORALEJO

15 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La oportunidad llegó de la mano de Ritz-Carlton Yacht Collection, quien confío en la calidad, capacidad de gestión y solvencia del astillero Barreras, así como de todo el sector naval y del Gobierno local como proveedores estratégicos para acometer, el que por las razones abajo indicadas debe considerarse como un proyecto de importancia estratégica prioritaria para el futuro de todo un sector y buena parte de la sociedad gallega.

El proyecto de Ritz-Carlton es una oportunidad histórica para el posicionamiento de la industria naval de Galicia en el mercado de los cruceros de lujo. Esta afirmación se basa en que desde la construcción por Unión Naval de Levante de cuatro cruceros a principios de la década de los 90 del siglo pasado, no se había vuelto a construir en España ningún buque de estas características. Por eso el proyecto de Ritz-Carlton Yacht Collection supone un momento único para posicionar la industria naval gallega en este nicho de mercado de alta demanda y atraer nuevas construcciones para otros armadores.

Se trata además de un proyecto singular de Ritz-Carlton Yacht Collection. Está basado en un diseño y concepto exclusivo con el cual el armador consigue aunar en un buque crucero la imagen, exclusividad y servicio de un megayate. Elevando así el concepto de buque ultra premium a una categoría superior exclusiva de Ritz-Carlton Yacht Collection. Llevará el sello del astillero vigués por el mudo, de igual forma que los astilleros escoceses pasaron a la historia ligados a la prestigiosa naviera Cunard, marcando tendencia a mediados del siglo pasado.