El que la hace, la paga


El sastre reclama al cliente el pago de un traje confeccionado en su sastrería. Es un principio de derecho providencial, le dice el cliente: el que la hace la paga. Usted ha hecho el traje, páguelo usted mismo.

Los del Open Arms han salvado a los náufragos soltados por las mafias en las costas africanas. Si los han salvado, háganse cargo de su futuro. Si no pueden, no deben salvar náufragos. Negocien antes con los gobiernos. Si consiguen que un país acoja a 200, ustedes rescaten a 200 y después los llevan a ese país. No vale que ustedes salven por salvar y después intenten pasarles la patata caliente a los gobiernos, mediante situaciones límites de estrés y angustia. Si ustedes la hacen, deben de pagarla. No se puede incrementar la emigración ilegal.

Algún verano de mis años universitarios, trabajé en las oficinas de emigración de Ourense. Era el bum de la emigración a Alemania y a otros países europeos. Los pretendientes de empleo en Alemania pasaban un exhaustivo reconocimiento médico. Si tenían caries, habían de solucionar el problema antes de firmar el contrato de trabajo. Después emigraban legalmente a Alemania.

Ahora los emigrantes llegan con necesidades médicas. Son menores de edad, llegan embarazadas y todos desamparados. Eso sí, enarbolando el teléfono móvil en todo lo alto. En su llegada son asistidos en sus necesidades primarias, incluido el apaciguamiento de su lógica ansiedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El que la hace, la paga