Los soles de Sonsoles


La Voz

Sandra Barneda ha vuelto a Telecinco tras meses de ausencia. Lo acaba de hacer este fin de semana después de ser sustituida en los debates de GH Dúo y de Supervivientes por Jordi González. La catalana ha vuelto con fuerza, sacando a relucir su carácter en el primer fin de semana que ocupa el sitio de Emma García durante sus vacaciones. Y ya se ha molestado con sus colaboradores porque eran incapaces de respetar los turnos de palabra. La anécdota no pasa de ahí, a pesar de que muchos medios intenten meter el dedo en la llaga, pero sí es cierto que la lista de broncas y enfados de la catalana empieza a ser numerosa. El episodio más sangrante, quizás, el que protagonizó con una compañera el pasado abril cuando le preguntaba en la firma de libros de su última novela si volvería a la tele. «No hablo de eso, he dicho solo de libros», le espetó a la reportera levantándose de la silla y dejándola plantada. Mientras Barneda se ensombrece con sus enfados en directo, hay una presentadora que irradia luz por todas partes. Sí, su nombre ya lo dice todo. Porque Sonsoles Ónega ha logrado crear tan buen rollo en el plató de su programa que traspasa la pantalla. Su franca sonrisa, sus bailes en la sección de realities con la pantalla múltiple y su empatía y respeto por todo su equipo se agradecen y convierten el programa en un soplo de aire fresco. Además, se nota que sus colaboradores la adoran. A ver si este verano se le pegan a Barneda los soles de Sonsoles y deja el mal rollo para el invierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los soles de Sonsoles