Comienza otra larga precampaña

La llegada del líder del PSdeG al Parlamento marcará el pistoletazo de salida en la carrera de las autonómicas

Caballero cree que en Galicia hay una mayoría de izquierdas
Caballero cree que en Galicia hay una mayoría de izquierdas

santiago / la voz

El Concello de Arteixo y, con algo más de dificultades, la Diputación de Ourense. Estos son los dos principales bastiones del poder local del PP gallego, las plazas que logra salvar de la ola favorable al PSOE que recorrió toda España el pasado 26M. Sobre estos dos baluartes, y otros de tamaño mediano como Marín, Ribeira, A Estrada o Lalín, son sobre los que el PP ha de reconstruir su red de influencia sobre el territorio para jugárselo todo en las autonómicas gallegas. Queda algo más de un año. Y de inmediato arrancará una larga precampaña que va a devolver buena parte del protagonismo al Parlamento, con la irrupción de Gonzalo Caballero, el socialista que confía en suceder a Feijoo en la Xunta.

La hegemonía del PP en el municipalismo gallego está en valores mínimos tras el 26M. Resistió por los pelos como fuerza más votada, con 9.000 votos por encima del PSOE, pero por primera vez en la historia va a gobernar en menos de la mitad de los concellos, 145 de 313. En la provincia de A Coruña los socialistas superan por primera vez a los populares en alcaldías, 40 frente a 33, e incluyen entre ellas las tres ciudades: A Coruña, Santiago y Ferrol. En Pontevedra se quedaron muy cerca de hacer lo mismo: 24 alcaldías del PP frente a 21 del PSOE.

En las próximas semanas se constituirán las diputaciones provinciales y, tras el parón estival, en septiembre se retomará la actividad política con

aroma a precampaña de autonómicas y en la que hay que ver como se dirimen tres cuestiones que van a tener incidencia en la escena gallega.

La primera de ellas tiene que ver con la investidura de Pedro Sánchez y perfil

de su nuevo Ejecutivo. En cuanto se constituya ese pretendido Gobierno de cooperación se va a convertir, con toda probabilidad, en el principal antagonista de la acción de la Xunta. Ese esquema de juego que inspiró los primeros años de Feijoo frente a Zapatero, le dio buenos resultados y ayudó a cimentó su segunda mayoría en el 2012.

Otra cuestión que tiene que tomar cuerpo tiene que ver con el PSdeG y la desenvoltura de su líder, Gonzalo Caballero, en el cuerpo a cuerpo con Feijoo en cuanto tome posesión de su escaño en O Hórreo en sustitución de Abel Losada, algo que ocurrirá en las próximas semanas. El líder del PPdeG es un Saturno de dirigentes y portavoces socialistas. Devoró ocho desde que lidera el partido, así que en manos de Caballero está en no convertirse en el noveno. Los focos mediáticos regresarán en septiembre al Parlamento y, en cada sesión se control, se disputarán unos puntos entre la continuidad y el cambio político en Galicia.

La última cuestión a dirimir tiene que ver con el futuro de Feijoo, un dosier con el probablemente cargará a su espalda hasta la primavera próxima. Un año en políticas es una eternidad. Puede que para entonces el PP remonte. O no. O puede que la ola favorable al PSOE se disipe con la gestión de Sánchez. Quién sabe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Comienza otra larga precampaña