Pancarta

Carmen Blas Orbán FIRMA INVITADA

OPINIÓN

18 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Una manifestación, celebrada con motivo del Día de la Mujer, me permitió ver a una niña que alzaba su brazo portando una pancarta en la que se podía leer «Igualdad de género». Quizá quiso decir «Igualdad de derechos». Porque todos sabemos que tanto las niñas como los niños nacen con dos cromosomas sexuales, pero mientras los que pertenecen a las niñas son XX, los que portan los niños son XY. Evidentemente los cromosomas sexuales son diferentes y dejan marcado su género.

En cuanto a derechos, yo preguntaría a la niña: ¿qué poder social tienen los hombres que tú quisieras tener? Porque, sea el que sea, ya lo tienes. Las mujeres vienen luchando desde hace muchos años, quizá siglos, para alcanzar este nivel, pero, en el presente, en nuestro país, nuestras leyes ya no ponen obstáculos en este punto. Nos costó mucho trabajo conseguirlo y me enorgullece poder decir que he tomado una pequeñísima parte en este logro.

Claro que es posible, y sucede algunas veces, que aunque las leyes te reconocen tus derechos los hombres pueden ponerte trabas. Y lo intentan, pero tienes las leyes a tu favor y, lo que es más importante, te tienes a ti misma: tu valor, tu constancia, tu interés en alcanzar tus sueños siempre dentro de una óptica de sanos principios, honradamente, sin pretender competir con ellos en tantos problemas que surgen por egoísmos o deseos incalificables.