«Mariconez»


No es «cualquiera cosa» el revuelo generado en torno a un improperio inventado por Mecano hace treinta años. El grupo español más transversal de los ochenta, que dejó para la posteridad las «magdalenas del sexo convexo», que rimó «Nueva York» con «jamones de York» y «flexo» con «bexo», que conjugó «contestastes» sin despeinarse, que inventó palabras, versos y metáforas sin que los cauces de la gramática y la métrica fueran un impedimento, está hoy sometido al tribunal de lo políticamente correcto por la naturaleza de un insulto. Mariconez fue la palabra inexistente más buscada en el diccionario de la RAE en la última semana desde que una concursante de OT se negó a cantarla, por homófoba, en la gala de hoy en una canción de Mecano. Quiso censurarla y cambiarla por «gilipollez», que, según su argumento, «no ofende a nadie más que a la persona que sea gilipollas». El autor se negó.

A estas alturas de la película, en OT 2017 el público ya estaba irremediablemente enganchado al programa tras haber visto nacer el amor en directo al ritmo de City of Stars. Operación triunfo 2018 anda aún necesitado de una chispa que pegue al televisor a los seguidores rezagados y esta noche tiene su gran oportunidad. El debate sobre la evolución del lenguaje, y de la especie, está servido. Los millenials también encuentran series como Friends homófobas y machistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Mariconez»