Híbridos


A los nacionalistas de todo pelaje (los de los lazos amarillos o las banderitas rojigualdas en el reloj) les recomendaría que conociesen la historia de Denny, una adolescente que vivió hace unos miles de años y que era hija de una neandertal y un denisovano. Denisovanos había cuatro (perdidos en unas cuevas entre Rusia, Mongolia y China), por lo que, si hasta ellos tuvieron sexo con neandertales, es que eso del cruce de genes debía de ser tan común como una fiesta en un piso de Erasmus. La nueva investigación de Svante Pääbo redunda en la idea de que antes no entendíamos de emigrantes, migrantes o inmigrantes, y que la pureza de la especie (ya no digo nada de la raza o cultura) nos daba exactamente igual. Qué envidia, ¿no?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Híbridos