¡Ojito con los chinos!


Un aeropuerto, Hong Kong. Umbral de la década del 2000, en pleno apogeo de la deslocalización productiva hacia Asia oriental. El gran temor de las empresas que habían dado el salto a esa parte del mundo para ahorrar costes era que sus patentes fueran copiadas para luego ser comercializadas, con pequeños cambios, a costes mucho más bajos. Ese riesgo era el tema de conversación entre varios empresarios que aguardaban su vuelo. En medio de aquella pequeña paranoia colectiva, el más veterano llamó a la calma. Instó a no preocuparse por una cosa tan nimia porque el verdadero poder chino aún estaba por llegar.

No pudo estar más acertado en su diagnóstico. Mientras los consumidores digitales de medio mundo están ahora preocupados por el poder de Google, Facebook o Amazon, en el lejano oriente está desarrollándose una gesta que, a medio plazo, podría provocar grandes cambios en el terreno de la industria tecnológica. Es la pugna que mantiene Tencent Holdings con Alibaba Group para hacerse con el control de 770 millones de usuarios de Internet. Ambos llevan años expandiéndose más allá de los negocios con los que nacieron. Ahora dominan el sector del intercambio de dinero digital por móvil. De ahí que, como advierte The New York Times, podrían convertirse en los guardianes de la economía. En Europa o Estados Unidos el escenario normativo es muy diferente. Entonces la pregunta es: ¿podría perder el cetro Zuckerberg?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¡Ojito con los chinos!