Censura: ¿por qué pasou o que pasou?


En estos días de alegrías y tristezas se ha producido un hecho llamativo: que mientras muchos han constatado que la censura del PSOE contra el Gobierno de Rajoy es la única triunfadora tras la entrada en vigor de la Constitución nadie se ha molestado en explicar el por qué de esa excepción, algo muy relevante para entender el grave trance en el que España va a encontrarse de ahora en adelante. Permítanme intentar, pues, aclarar por qué este viernes «pasou o que pasou», por decirlo con la celebre expresión que un gran abogado y político gallego utilizó con ocasión de una censura presentada en nuestro parlamento regional hace tres décadas. La moción de censura es en España una forma de investidura extraordinaria del presidente del Gobierno, que exige que la mayoría negativa para echar al que ya está sea, a la vez, una mayoría positiva para poner a otro en su lugar.

La dificultad de esa coincidencia es la que explica no solo que en el Congreso todas las censuras previas hubieran fracasado hasta la fecha sino que en cuarenta años se hayan presentado solo cuatro, lo que es aun más sorprendente.

Pues bien, Sánchez ha llegado a presidente porque el triunfo de su censura ha derrotado a un Gobierno que carecía ya de mayoría pero sin configurar otra alternativa. Y ahí reside el quid de la cuestión. Por decirlo sin más reviravoltas: salvo los diputados socialistas (que votaron contra Rajoy y en pro de Sánchez) todos los demás censurantes hicieron solo lo primero.

Lo explicaba muy bien Joan Tardá, diputado de ERC, que carece del jesuitismo peneuvista para disfrazar sus intenciones con palabras: «Nuestro voto no es de apoyo al PSOE, es de rechazo a la corrupción del PP». ¡Pues claro! Como los de Compromis, Podemos, Bildu y PDECat, fuerzas todas que, más allá de sus diferencias, tienen en común la defensa de la autodeterminación, el profundo desprecio al PSOE y la indisimulada inquina al pacto constitucional en cuyo alumbramiento jugaron los socialistas un papel fundamental. Nadie lo ha expresado con mayor claridad que Oskar Matute, uno de los dos diputados de Bildu (Batasuna) que apoyaron la moción que ha permitido a Sánchez, ¡al fin!, entrar en la Moncloa: Por aclararle algo a @Albert_Rivera y haga algún día un análisis algo atinado: Bildu no tiene intención alguna de gobernar España. Solo operamos en política ante cada escenario pensando en cómo debilitar y acabar con los ‘consensos’ del régimen del 78 y la libertad de EH»: eso escribió en su Twitter el pasado 31. Debilitar los consensos del régimen del 78: he ahí lo que, además de echar a Rajoy, ha llevado a la extrema izquierda, al nacionalismo vasco y al golpismo catalán a facilitar la elección del ejecutivo más débil y el dirigente más veleta de nuestra democracia.

De que logren ese objetivo demencial dependerá el futuro del Gobierno socialista y, lo que es mucho más importante, el del país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
151 votos
Comentarios

Censura: ¿por qué pasou o que pasou?