El hombre desnudo


Desde aquí, desde mi casa, puedo recordar que en cierta ocasión le hice una entrevista a Iván Ferreiro de la que salí muy satisfecho. Me pareció que, en poco tiempo, había conectado perfectamente con el personaje reduciéndolo a la categoría de persona. Unos meses después leí en un periódico local otra entrevista con él. Era, por lo menos, tan buena como la mía. Ese es Iván Ferreiro, el tipo que siempre parece sincero, el hombre desnudo que se enfrenta a a la vida sin parapetos y que dispara historias, emociones, palabras y canciones para todos.

Desde esa aparente sencillez desprovista de artificios y llena de verdad, Iván calienta el corazón de cualquiera que esté dispuesto a abrirle un poco la puerta. Así que nada mejor que dejarse llevar por este primer disco en solitario, donde está todo lo que vendría después; disfrutar del hombre desnudo y lamentar que no se le hubieran ocurrido antes cosas tan palmarias y tan hermosas como que usted y esa persona en la que está pensando son los únicos miembros de una sociedad secreta.

Y si tiene un corazón de piedra, tranquilo, olvide todo lo anterior porque solo estará escuchando buena música, de la mejor que ha salido de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El hombre desnudo