Bertín apuesta por Arrimadas


Si hay algo que el público detesta cuando se pone delante de la televisión es sentir que lo defraudan, que le dan gato por liebre o que le están tomando el pelo. Y eso que debería en principio protegerse por parte de quienes se dirigen a una audiencia masiva ha empezado a ser una constante. El último en despeñarse por esa montaña rusa ha sido Bertín que, lejos de descubrirnos a un personaje como Inés Arrimadas a través de preguntas afiladas, se dedicó a glorificarla en su último programa. Así que de ser una entrevista o una conversación, Bertín Osborne se pasó directamente a la propaganda electoral de vendernos a Arrimadas como la nueva presidenta de la Generalitat. Sin tapujos. Bastó verlo los primeros cinco minutos para entender que la intimidad con la entrevistada se generaba alrededor de toda una parafernalia de elogios, como dos buenos vecinos de Jerez. Endulzada con frases de tanta enjundia por parte del anfitrión como «Yo quiero mucho a Cataluña», «Hay que traer a los catalanes a la feria de Jerez y se arreglaba todo» o «¿A quién pondrías de caganet en tu Belén? ¿A la Forcadell?». Con capotes como el de Bertín es difícil que Inés Arrimadas luzca con el interés o la inteligencia que se esperan, pero poco debe de importar cuando te hacen la ola en prime time por ponerte un delantal. Lástima que el público no sea idiota y se dé cuenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Bertín apuesta por Arrimadas