Óxido nitroso


El óxido nitroso, conocido como gas de la risa, es noticia (La Voz, 26-7) porque se está vendiendo como droga barata. La Policía Local de Marbella descubrió en junio pasado 2.400 dosis de este gas en el maletero del coche de un turista. El óxido nitroso fue preparado por primera vez por Priestley en 1772. Comprobó que no era tóxico y que al ser inhalado producía un estado de excitación histérica en las personas, que se ponían a reír estrepitosamente. El químico inglés H. Davy (1778-1829) descubrió que la inhalación prolongada de óxido nitroso producía inconsciencia temporal. Davy sugirió que podría emplearse como anestésico en operaciones quirúrgicas, pero su propuesta no tuvo eco y el gas se utilizaba como entretenimiento. Hasta que el dentista H. Wells lo usó en extracciones dentarias. Circula en la Red un vídeo en el cual tres jóvenes inhalan el óxido nitroso contenido en unos globos y acaban riéndose de forma histérica, estrepitosa e incontrolada, retorciéndose y tirándose por el suelo.

La inhalación de óxido nitroso tiene otros efectos secundarios que pueden provocar incluso la muerte. Ni se le ocurra consumirlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Óxido nitroso