De las legumbres al turismo


El pasado 2016 fue proclamado por la ONU Año Internacional de las Legumbres (guisantes, habas, garbanzos), con el fin de promover su consumo y poner de manifiesto sus excelentes propiedades nutricionales.

El 2017 será el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Se pretende promover una mejor comprensión entre los pueblos en todas partes, conducir a que se tome una mayor conciencia de la riqueza del patrimonio de las diversas civilizaciones y llevar a una mejor apreciación de los valores inherentes de las diversas culturas, contribuyendo así al fortalecimiento de la paz en el mundo.

Según el DRAE, turismo es la afición a viajar por placer. En esta línea podríamos encuadrar como turismo los movimientos de peregrinos que recorren las sendas de los distintos caminos que conducen a Santiago de Compostela. Este río de espiritualidad se incrementa día a día, sin esperar por los años santos, y son cada vez más las personas que queman etapas hasta el destino final. También se incrementa el número de países a los que pertenecen los peregrinos: 147 (La Voz, 26-12).

Una vertiente negativa del turismo por necesidad es la de los miles de refugiados que huyen de sus países por las guerras, la miseria, el hambre y la opresión. Buscan naciones que los acojan y remedien sus males.

Deseo que el 2017 incremente el turismo de placer y espiritualidad y acabe con el turismo forzoso del exilio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

De las legumbres al turismo