Un gol por toda la escuadra


Los optimistas futurólogos que vaticinaban una travesía tormentosa a Mariano Rajoy ya pueden ir dedicándose a otros menesteres. Como adivinos tienen escaso futuro porque el presidente campa a sus anchas y así continuará a lo largo de la legislatura, si tomamos como ejemplo de su proceder y del de sus adversarios parlamentarios, lo que ha ocurrido con el denostado Fernández Díaz que, al fin y a la postre, se ha llevado el premio gordo.

En términos futbolísticos, mientras unos se dedicaban a discutir quién lanzaba el córner, Rajoy les metía el gol por la escuadra, en el minuto 93. De los que no se olvidan. Tan entretenidos estaban Pablo, Albert, Antonio y demás estrategas celebrando la derrota popular por tener que dar marcha atrás a su pretensión, que ni cuenta se dieron de que el juego iba por la banda contraria. Y es que Mariano Rajoy ha aprendido de los grandes escapistas. Mientras el espectador centra su atención en un extremo del escenario, él actúa en el contrario sin que nadie se percate.

Rajoy y su inseparable Fernández Díaz se han salido con la suya. Cierto es que el premio pasó de presidir la Comisión de Exteriores a la de Peticiones, porque para ello no precisa del beneplácito de los demás grupos. Pero no lo es menos que quienes tramaron la estrategia para que esto no ocurriese quedan inhabilitados y desacreditados como oponentes.

¿Qué confianza podemos tener en unos aprendices que son incapaces de tejer una oposición seria para impedir que se premie a uno de los personajes más denostados de nuestra democracia? ¿Son estos los que se creen cualificados para hacer frente a Rajoy, a quien acusan de apático? Pues muy bien podrían reflexionar sobre su papel futuro ahora que la legislatura está recién inaugurada. Porque como sigan así, están llamados a hacer un ridículo espantoso. Que lo mismo es lo que se merecen. Por torpes, pedantes y creídos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

Un gol por toda la escuadra