Entre gorrones y costaleros


En mi resumen de lo más destacado del mes agrupo lo relativo al mundo de los gorrones por un lado y, por otro, al mundo de los costaleros. En el mundillo de los gorrones supimos que mil sociedades y quinientos particulares españoles (entre ellos un ministro que dimitió por ello y todo un vicepresidente ahora denunciado por Hacienda) ocultaban sus patrimonios en Panamá; también que el Santander, BBVA y Sabadell crearon allí sociedades para sus clientes. Que de la Rosa y un hijo de Jordi Pujol ingresaron en Panamá comisiones millonarias por la venta de mil oficinas del BSCH. También se habló de unas nuevas listas desde Renania en las que aparecen españoles con ocho mil millones en Suiza. El Tribunal Supremo confirmó que Mutua Universal dejó de ingresar indebidamente cinco millones en la Seguridad Social (su máximo directivo preside el Consejo Social de una prestigiosa universidad española y es vicepresidente de Endesa). Que dos hermanos fueron detenidos en Vigo por defraudar tres millones a la Seguridad Social y también se detuvo a abogados del bufete Numancia en Madrid por ayudar a defraudar quince millones en paraísos fiscales. El exbanquero Mario Conde fue detenido por blanqueo de capitales y la Universidad Complutense le retiró su doctorado honoris causa. Hacienda se niega a publicar las listas de la amnistía fiscal (pleitea por ello contra el Consejo de la Transparencia) mientras los técnicos de Hacienda imputan la desviación del déficit en el 2015 a las rebajas fiscales del Gobierno. En la tropa de los costaleros el parte de guerra informa de que el desempleo subió en el primer trimestre mientras el empleo cayó en mayor cuantía; que el gasto en protección al desempleo y la cobertura continúan su desplome. No es extraño que en un informe se denuncie la cifra de cinco millones de hogares en los que no puede encenderse la calefacción. El poder judicial (interno y europeo) puso en cuestión cláusulas suelo que podrían suponer ingresos indebidos -del bolsillo de los hipotecados- por diez mil millones. Al tiempo que la Comisión Europea abría expediente a España por no legislar contra los abusos hipotecarios. Quizás todo ello no sea ajeno a que la concentración bancaria española esté hoy muy por encima de la media europea. La guinda en esto la pone el Ayuntamiento de Madrid, que malvendió cerca de dos mil viviendas protegidas a un fondo buitre (Blackstone). Finalizo. Comisiones Obreras cifró en ochenta mil millones los recortes en servicios públicos (sanitarios y educativos sobre todo) que entre el 2009 y el 2014 padecieron los costaleros. Ante eso el Gobierno en funciones espera recaudar (según su nueva senda de ingresos para 2016-2019) apenas dos mil millones más, con suerte de los gorrones. Todo muy equilibrado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Entre gorrones y costaleros