El lapsus


El cerebro de María Dolores de Cospedal, que es un pedazo de cerebro, estaba funcionando a toda pastilla. Pensando en esto, en aquello, en lo que tenía que hacer después; en lo que debía afrontar después de después; en aquel que la estaba mirando... Y mientras seguía con el discurso, con ese pedazo de cerebro en multitarea, por alguna extraña razón, por ese azar misterioso que hace que sin más razón nuestro ordenador se quede colgado, el receptorio verbal de la secretaria general sufrió un nanobloqueo: «Hemos trabajado mucho para (sacar, sanear, sablear, maquear, sanar, canear, marear)...» Y la neurona rebelde eligió la opción más risiblemente equivocada: «saquear a nuestro país». No debería angustiarse la presidenta manchega. Peor fue lo de Zapatero cuando en vez de decir «desarrollar», directamente dijo «follar». El subconsciente es temible, ya se sabe, pero, de tanto en vez, hay que sacarlo de paseo. Como al perro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

El lapsus