Chanquete, the walking dead


Por si acaba de salir de una sima en la que lleva más de 30 años enterrado, ya en el titular le acabo de hacer el megaspoiler. Le he hecho un favor, créame. Porque habría sido el único sobre la faz de la tierra en no saber que Chanquete es un zombi. Que es el master and commander de los Walking Dead. Pero tranquilo. Tendrá la oportunidad, una vez más, y van tres millones por lo menos, de ver la inefable Verano Azul en Televisión Española. El que no la haya visto, debe hacerlo. Es cultura general. Como leer el Quijote. Para el resto, otras vacaciones esperando a que el bueno de Chanquete se muera y Bea pase de niña a mujer -expresión muy bien traída para este momento - de una santa vez para saber que ya queda menos de tortura ochentera en la vida catódica de nuestro señor. Apelo a los señores de RTVE: dejen ya de dar la turra con el Piraña, Tito, Desi, Pancho, Javi y compañía y sus vacaciones. Basta. Pero se ve que Chanquete ha mordido a los de las otras cadenas y aquí, con julio, llega el festival de reposiciones. Los vigilantes de la playa corren a cámara lenta (ya me dirán, vaya contradicción, correr lentico). Y la favorita del programador psicópata: Dawson crece. Drama adolescente con ínfulas intelectuales. Por lo menos podían reponer a Ramón García, que nos echábamos unas risas. Con la vaquilla, digo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Chanquete, the walking dead