Cuestión de tiempo


«EL TIEMPO y yo, con otros dos», es frase que se atribuye Carlos I de España en su enfrentamiento con Francisco I de Francia por la cuestión del Milanesado. ¿Piensa lo mismo Sadam Huseín, aunque no lo diga, en su pulso con la alianza trilateral hispano-anglo-norteamericana? Rusia contó siempre, en las guerras que se le hicieron, con el concurso dirimente del General Invierno. ¿Quiere Irak contar ahora con el General Verano? El asunto de los plazos añadidos a la Inspección onusiana es de importancia capital, tal como se corroborará pasado mañana en el Consejo de Seguridad. La fórmula francesa -endosada por Alemania y Rusia- de mucho más tiempo para los inspectores de la ONU, es fórmula que parte por el eje principal -que no simplemente la agenda militar- de la política estadounidense. Ceder por Washington en la cuestión del tiempo físico sería sucumbir, ante el tiempo meteorológico, a las temperaturas abrasadoras del General Verano en el desierto iraquí, sin defensa indumentaria -las tropas- frente a una probable guerra química y bacteriológica. En esta cuestión de los plazos para los inspectores no se debate la agenda militar norteamericana, se prejuzga la propia posibilidad de la contienda; y si ésta es o no posible, por asfixia logística, tampoco es posible ni viable la presión disuasoria para que Sadam Huseín cumpla sus obligaciones internacionales. Tiene razón Ana Palacio cuando dice que Francia apoya la «estrategia de la impotencia». Ese bloqueo franco-germano-ruso da sentido a la dialéctica de cierre de Bush cuando dice que EE. UU. no necesita permiso para defenderse. El 11-S habría legitimado la declaración unilateral de guerra. Pero el debate en estas 48 horas es la cuestión de tiempo. El baile podría empezar a Fallas plantadas en mi Valencia, con algo más que tracas, carcasas y otros fuegos de artificio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuestión de tiempo