Lynk & Co 01: llega el Netflix de los coches

Por Javier Armesto

MOTOR

FREDRIK ETOALL

Puedes comprarlo, pero también puedes acceder a el mediante una suscripción mensual e, incluso, compartirlo con otros conductores y cobrarles por su uso. Así es el Lynk & Co 01, que hemos podido probar.

24 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Nos suscribimos a las plataformas de vídeo, a servicios de música en streaming, a La Voz de Galicia... ¿Y por qué no también a un coche? Esa es la filosofía de Lynk & Co, una marca perteneciente al grupo chino Geely —propietario asimismo de la sueca Volvo— y que acaba de desembarcar en España con su primer modelo, el Lynk & Co 01. Este SUV de 4,54 metros de largo tiene dos versiones, una híbrida de 197 CV y otra PHEV (híbrida enchufable) de 261 CV, que es la que está disponible en nuestro país y cuesta 44.500 euros. Pero, si no queremos hacer ese desembolso, podemos conducirlo simplemente pagando un abono mensual de 500 euros IVA incluido, sin permanencia y que podemos cancelar en cualquier momento.

Esta singular opción permite que podamos compartir el coche (y su cuota) con otros usuarios, o que podamos realquilarlo a otros conductores durante las horas, días o períodos en los que no vayamos a utilizarlo. En este último caso somos nosotros, como titulares de la suscripción, los que decidimos cuándo lo prestamos, por cuánto tiempo y a qué precio. Un sistema con el que podemos recuperar parte del dinero invertido en la cuota mensual.

El coche se encarga directamente por internet y actualmente se puede recoger sin cargo alguno en ocho ciudades españolas: A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza. En el resto, la marca cobra 150 euros por llevárselo al usuario.

La suscripción incluye mantenimiento, averías, seguro e impuesto de circulación, pero hay una letra pequeña: los miembros pueden recorrer hasta 1.250 kilómetros al mes (15.000 kilómetros al año), y luego se aplica un suplemento de 0,15 euros por kilómetro extra. Los kilómetros que no se utilicen se acumulan o compensan con los meses siguientes.

FREDRIK ETOALL

¿Y cómo es el Lynk & Co 01? Pues, para empezar, muy fácil de configurar, ya que solo tenemos que decidir el color, azul o negro. Estéticamente es un coche moderno, con un diseño entre robusto y deportivo. El frontal, con una parrilla muy estrecha y luces de día led a la altura del capó, recuerda un poco al Porsche Macan; mientras que la cintura alta y el tercer pilar tienen un aire al Opel Crossland. El alerón sobre el portón y la doble salida de escape trasera completan una imagen atractiva.

Con un motor de gasolina de 1.477 cc y tres cilindros, que rinde 179 caballos, y otro eléctrico de 82 CV ubicado en el eje delantero, el Lynk & Co 01 acelara de 0 a 100 km/h en solo 8 segundos. Un cifra muy buena, máxime teniendo en cuenta que pesa 2.350 kilos. La autonomía en modo eléctrico son 69 kilómetros y la velocidad máxima 210 km/h. La batería, de 14,1 kWh, tarda unas cinco horas en cargarse en un wallbox de 3,7 kW, y un poco más en una toma doméstica. Ambos cables vienen de serie.

Un dato muy interesante es la altura de la carrocería al suelo, 21,3 milímetros, muy superior a la que ofrecen la mayoría de los SUV y que da mucha seguridad a la hora de meterse por caminos irregulares o zonas off-road.

FREDRIK ETOALL

El equipamiento no permite opciones, pero es muy completo. Incluye control de crucero adaptativo y mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto, reconocimiento de señales, alerta de tráfico cruzado por detrás, frenada de emergencia, cámara de 360 grados y cambio automático de luces cortas/largas. Los asientos delanteros son calefactados y con reglajes eléctricos el del conductor. El portón es eléctrico y las llantas son de 20 pulgadas.