El baile

Venancio Salcines
Venancio Salcines PRESIDENTE DE EF BUSSINES SCHOOL

MERCADOS

20 ago 2021 . Actualizado a las 21:41 h.

La pista de baile llena. Todos, en ella, esperando escuchar las eternas canciones de siempre y, de modo repentino, todo cambia. La música es distinta, desconocida. Los más despiertos creen adaptarse, la mayoría altera ligeramente su compás. Piensan que nadie observará sus torpezas. Pero sí, pronto se adivina quién se adapta y quién no. Es el ritmo el que hace de imparcial juez darwinista ¿Lo soporta? Se queda. El que no, a sentarse y con suerte tendrá una silla cerca de la pista, por si se siente con fuerzas para volver. Muchos lo harán, otros buscarán nuevos tugurios, donde crean que nada ha cambiado, y, al principio, solo al principio, los irán encontrando. Pasado un tiempo comprobarán que nada queda del pasado.

Así veo el mundo, sentado en mi terraza, mirando la quietud aparente de la ría de Arousa y, cuando no, leyendo que Correos creará criptoactivos, o que el Paris Sant Germain le pagará a Messi una parte de su sueldo en una criptomoneda creada por ellos mismos. Al cerrar los ojos creo que soy uno de los despiertos que se está adaptando, pero también sé que soy de los que no puede dedicar al sueño ni una hora de más. La velocidad del mundo no me lo permite. Y ¿a usted?

La música cambia, estaremos todos de acuerdo, pero ¿quién está eligiendo la música? Esencialmente la estrategia de lucha contra el cambio climático y el covid. La lucha contra el primero creó la partitura y la crisis sanitaria alteró la cadencia, acelerándola, e introduciendo notas nuevas.