La inteligencia artificial cabe en un espejo

La empresa gallega Empathytool ha desarrollado una solución que permite evitar contagios controlando la temperatura de los clientes que entran en un comercio


El coronavirus ha acelerado la implantación de algunas tecnologías que llevaban ya unos años experimentándose en el mercado. La nueva normalidad y las medidas que esta nueva situación ha traído consigo provocan que muchas empresas echen mano de toda clase de cacharros para tratar de gestionar cuestiones tan determinantes como el aforo, el control de la temperatura o el cumplimiento de los protocolos de seguridad.

Y en todo este nuevo mundo que se abre tras la irrupción de la pandemia, una empresa gallega empieza a despuntar de manera interesante. Porque Empathytool tiene en sus manos una solución para toda clase de comercios -e incluso para otro tipo de negocios- pensada para poner solución precisamente a estas cuestiones tan determinantes. A su invento lo han bautizado como LifeSens, un aparato capaz de concentrar todos los beneficios de la inteligencia artificial en un espejo.

Este dispositivo es capaz de comunicar a las personas todo lo que afecta a su bienestar. Y es que tal y como explican desde la compañía, este artefacto está «dotado con la tecnología más avanzada para detectar factores clave que afectan a la seguridad y mostrarlos sobre su reflejo de una forma amable y natural».

Sus posibilidades son infinitas. El dispositivo con sello gallego integra hasta 12 sistemas de sensorización que permiten gestionar el aforo, controlar la pureza ambiental, medir las constantes vitales de las personas e impulsar nuevos hábitos de higiene. «Las imágenes de controles de temperatura con pistola térmica, las pantallas que hacen sonar una alarma si detectan fiebre en algún usuario, la creciente cartelería que informa de las normas de seguridad nos ha hecho pensar que, si bien tiene sentido como solución de urgencia, ese modelo de relación con clientes y usuarios a medio plazo deterioraría su experiencia con marcas e instituciones», justifican desde la firma. Su solución a este contratiempo tiene forma de espejo, una fórmula mucho más cercana y humana. «Utilizar nuestra propia imagen para informar, agradecer una actitud solidaria o reclamar un comportamiento responsable multiplica su efectividad», relatan.

Su enorme flexibilidad de uso le permite adecuarse a todo tipo de necesidades y, además, abre ventanas a posibles nuevas normas futuras. Desde gestionar el aforo de un espacio de forma automática, hasta controlar la temperatura corporal pasando por el reconocimiento de aquellos que no llevan mascarilla. Pero no solo de covid vive LifeSens. Porque también se puede configurar para controlar la temperatura, la humedad, el polvo, el CO2 o los gases de un determinado ambiente.

Este espejo cuenta con la garantía del saber hacer de Empathytool. Esta firma lleva desde el 2010 transformando tecnologías emergentes en experiencias de interacción entre las marcas y sus públicos. Son, básicamente, expertos en humanizar las tecnologías. Cualquier aparato que pase por sus manos puede convertirse en invisible y acabar siendo prácticamente en un juego donde las personas son las auténticas protagonistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La inteligencia artificial cabe en un espejo